jueves, 24 de diciembre de 2009

Mujer



Mujer


Duerme en ti, mujer, la belleza del misterioso encanto
Un encanto suave y perfumado
Con aroma a flores y fiesta que el cielo ha regalado.

Dicen que la mujer es el diablo, será un diablo, digo yo,
Pero a ella nadie le quita el favor
De ser la creación y regalo, que más el hombre ha amado.

Yo mismo me he perdido, tantas veces en su cuadro.
Y aunque he llorado y sufrido
No me arrepiento del amor y la pasión, que con ella he vivido.

Duerme en ti, mujer, mi mayor evocación y deseo.
Que duermas junto a mí.
Y cantar para ti, esta canción que he traído del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario